06-06-2018

Boda Sonia y Carde

Es difícil describir una boda en la que desde el momento que entras por la puerta te sientes como en tu propia casa.

El día de su preboda (podéis verla aquí) no pudimos reirnos más, y es que con Sonia y Carde, las risas están aseguradas. Nos hicieron pasar una tarde de lujo, él, como le daba tanta vergüenza hacerse fotos, nos pidió que fueramos a un sitio donde nadie le viera, nos enseño posturas increibles como el «corazoncito» e hizo que todo fuera más fácil si cabe. Ella, dulce y risueña, a pesar de morirse de la vergüenza y de llevar unos taconazos por el campo, nos mostró sus mejores sonrisas y su cara más sencilla.

¿Y qué podemos contaros del día de su boda? ¡Qué gran día! ¿Sabéis cuánto quieren a esta pareja? Creo que ni ellos mismos son conscientes de cuanta gente los quiere y cuanto lo quieren. Pasamos un día increíble, no faltó un detalle, unos novios atentos a todo (incluso a nosotros, no nos faltó nada de nada ;P ). Desde que entramos por casa de Carde, dibujamos una sonrisa en nuestras caras, sabíamos que nada podía fallar, todos esperaban este día con muchísima ilusión en la casa. Y en casa de Sonia, parecía que nos conocían de siempre, incluida María, esa pequeñita que vuelve locos a sus tíos. El resto creo que no hace falta contaros nada, las fotos hablan por sí solas. Amor…mucho mucho amor, y risas, muchas muchas risas.

Gracias chicos por habernos elegido para inmortalizar uno de los días más bonitos de vuestras vidas, porque estamos segurísimos, que aún quedan días espectaculares que venir y que seguir disfrutando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *